Algunas consideraciones

Las primeras horas han sido un asco. Si bien es cierto que la ciudad no me ha tratado tan mal, lo cierto es que la morada y sus habitantes no me han tratado nada bien. Sé que es el primer día y que por mi bien debería de cambiar de actitud. Bueno, lo único que prometo es que no voy a dejar que me afecte, que voy a realizar con el mejor ánimo las actividades que vine hacer y que todo lo demás me importa un bledo. Sólo un comentario más, ¿por qué algunas chicas tienen que ser tan perras? Dios, que suplicio aguantar esta situación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s